Centro de Hemodiálisis

El Centro de Diálisis de Clínica Croacia nace el año 1997, pensando en ofrecer una respuesta real a la necesidad de los enfermos renales de la comunidad magallánica, quienes debían trasladarse de su ciudad para recibir tratamiento en el norte del país.

Contamos con una unidad de diálisis pionera entre los centros privados del país, conformada por un equipo humano consolidado en el tiempo. Este grupo se caracteriza por su gran experiencia profesional, sumado a su calidad y calidez en la atención a sus pacientes.

El riñón es un órgano vital del ser humano que tiene como función limpiar las sustancias tóxicas del organismo y eliminar líquidos por medio de la orina.

Es necesario recurrir a la diálisis cuando los riñones ya no son capaces de eliminar los desechos y el exceso de líquido de la sangre en cantidades suficientes como para mantener sano al paciente.

La hemodiálisis es un procedimiento que limpia y filtra la sangre. Retira del cuerpo las impurezas y líquidos que se retienen por la falta de la función renal, reestableciendo el adecuado balance en cuanto a sodio, potasio y bicarbonato, entre otros.

El proceso de diálisis es realizado por el riñón artificial, el que se conecta a un paciente, mediante un filtro especial que la purifica, para devolverla limpia a la circulación del paciente.

Para realizar el procedimiento es necesario que el paciente cuente con un acceso venoso que permita llevar su sangre al riñón artificial y devolverla simultáneamente. Lo habitual es que este acceso esté bajo la piel, uniendo una arteria del brazo con una vena. También es posible obtenerlo mediante un catéter que se coloca en una vena central de alto flujo.

La sesión de diálisis se efectúa tres veces a la semana y tiene una duración aproximada de cuatro horas. Durante el procedimiento se puede leer, dormir, comer algo liviano, hacer ejercicios, ver televisión o escuchar música.

Staff